Esta página emplea cookies propias y de terceros para proporcionarte una gran experiencia de navegación, elaborar estadísticas de uso y proporcionar contenidos personalizados. Si continúas navegando, aceptas nuestra política de cookies

Aceptar

5G: transformación digital en IoT, robótica, big data y realidad virtual

29 Octubre 2018
5G

La fiabilidad de las comunicaciones, unida a la baja latencia, potenciará la fabricación inteligente, la telemedicina o el vehículo conectado, entre otros. 

Según la Comisión Europea, la introducción del 5G generará unos beneficios anuales directos en la Unión Europea de 62.500 millones de euros y 14.600 millones de euros indirectos en España.  Pero más allá de los datos económicos, el 5G reducirá la latencia, incrementará la capacidad para gestionar gran cantidad de conexiones simultáneas, mejorará la velocidad y capacidad de la banda ancha móvil y optimizará, por tanto, la eficiencia de las comunicaciones.

Definido como “el nuevo paradigma de las comunicaciones inalámbricas” por el Plan Nacional 5G, esta tecnología está llamada a impulsar la transformación digital de las organizaciones, redefiniendo los modelos de negocio, especialmente, en IoT, big data, robótica o realidad virtual. El Gobierno prevé sacar a licitación las frecuencias 1,5 GHz el próximo año, convocar proyectos pilotos e impulsar iniciativas de I+D+i para el despliegue de la red comercial en 2020.

Del 1G al 5G

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UTI)  establece los estándares, capacidades, especificaciones y requisitos técnicos que deben tener las redes y los dispositivos para ser consideradas de una generación u otra. La evolución de la tecnología se manifiesta a través de la numeración (del 1 al 5) siempre acompañada de la G (generación inalámbrica móvil).

En la década de los 80 apareció la 1G con 832 canales dúplex: 21 dedicados al establecimiento de llamada y 60 a la comunicación por voz. La 2G llegó con la tecnología GSM en los 90 y posibilitó la combinación de voz y datos digitales, y supuso la aparición del roaming. Coincidiendo con el comienzo del nuevo siglo, el 3G, con una velocidad de hasta 2mbits/s, aumentó la tasa de datos y de voz. En 2010, la red de comunicación móvil 4G está basada en IP y ofrece alta velocidad, calidad, capacidad y seguridad a bajo coste. Por su parte, la quinta generación de telefonía móvil tiene una velocidad de conexión de cinco gigabits por segundo, es decir, 10 veces más veloz que el actual 4G. Esta rapidez permitirá, entre otras cosas, conectar varios dispositivos simultáneamente a la red o reducir el tiempo de latencia.

Hoja de ruta del 5G

A nivel europeo, el Plan de Acción 5G para Europa5 promueve la coordinación entre los Estados de la Unión Europea para mejorar la competitividad del continente en el desarrollo de esta tecnología e incita a los Estados a desarrollar planes de trabajo nacionales para el despliegue de la quinta generación de telefonía móvil. En España, el Plan Nacional 5G establece la hoja de ruta y las acciones para el despliegue de la quinta generación móvil en el territorio español ya que es necesaria la evolución de infraestructuras, redes, ecosistema de servicios y contenidos para “situar al país entre los más avanzados y aprovechar al máximo las oportunidades de este paradigma tecnológico”. Además de contemplar los aspectos regulatorios y gestionar y planificar el espectro radioeléctrico, el Plan incluye ayudas y acciones de I+D+i para facilitar proyectos piloto en distintos sectores. El gobierno concederá un total de 20 millones de euros en ayudas que pueden ser solicitadas por empresas y uniones temporales de empresas hasta el 14 de diciembre de 2018. Para el desarrollo de estos proyectos, se ha habilitado el uso de las bandas de frecuencia 3,4 – 3,8Ghz y 26Ghz.

Aplicaciones del 5G

La fiabilidad de las comunicaciones unida a la baja latencia potenciará la fabricación inteligente, la telemedicina o el vehículo conectado, entre otros. La alta velocidad y capacidad permitirá ofrecer experiencias de realidad virtual y contenidos de ultra alta definición, mientras que las comunicaciones masivas M2M potenciarán el despliegue masivo de sensores, el IoT y el crecimiento del big data.

A la espera de los proyectos pilotos que se desarrollen en 2019 y el despliegue comercial en 2020, se están realizando pruebas con esta tecnología:

  • Acciona anunció en febrero de 2018 la firma de un acuerdo con el Mobile World Capital para aplicar redes 5G en el sector industrial. El piloto, que tendrá una duración de tres años, cuenta con la colaboración de Orange como operador para realizar pruebas en maquinaria de construcción sin conductor y en automatización de la logística en grandes naves industriales.
  • Vodafone, en colaboración con Huawei, ha instalado 30 antenas 5G NSA, que ofrecerán velocidades de hasta 2,2 Gbps, en: Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Málaga y Sevilla. Estos nodos utilizan la infraestructura existente para redes 4G y ofrecen una velocidad de hasta 2,2 Gbps para la realización de pilotos en coches autónomos, telemedicina o realidad virtual.
  • Telefónica realizó pruebas con un autobús sin conductor, sensorizado y conectado a través de la red móvil haciendo uso de la banda 3,5GHz en espacio abierto. Los pasajeros del vehículo pudieron disfrutar de contenido multimedia en streaming y descargarlo a 1Gbps.

La llegada del 5G supondrá nuevas oportunidades de negocio en varios sectores. No obstante, según Gartner, el 57% de las organizaciones utilizará esta tecnología para impulsar el IoT y el 8% espera que la quinta generación conlleve ahorro e incremento de ingresos.

Compartir
Suscríbete al blog