Esta página emplea cookies propias y de terceros para proporcionarte una gran experiencia de navegación, elaborar estadísticas de uso y proporcionar contenidos personalizados. Si continúas navegando, aceptas nuestra política de cookies

Aceptar

Blockchain, el aliado en compliance de la banca

31 Enero 2019
Blockchain

Las principales entidades financieras de Estados Unidos y Europa gastan 20 mil millones de dólares al año en tecnología destinada a compliance. 

El sector financiero podrá ahorrar más de 27 mil millones dólares antes de 2030 si utiliza la tecnología blockchain. Así lo revela el informe El futuro del blockchain: oportunidades de verticales clave y estrategias elaborado por Juniper Research que señala el compliance como la principal área beneficada de este ahorro gracias a la automatización de los controles de transacciones.

¿Qué es el compliance?

Definido como el “conjunto de procedimientos y buenas prácticas adoptados por las organizaciones para identificar y clasificar los riesgos operativos y legales a los que se enfrentan y establecer mecanismos internos de prevención, gestión, control y reacción frente a los mismos” por el World Compliance Association;  el compliace tiene como objetivos “prevenir, detectar y mitigar los riesgos regulatorios y reputacionales”, para Pilar López-Aranguren, consejera en el Instituto de Oficiales de Cumplimiento.

La regulación del sector financiero ha pasado a ser una prioridad para las autoridades internacionales. Aunque las normativas más conocidas son Basilea III y MiFID II, más de 30 iniciativas regulan el sector con el propósito de recuperar la confianza, garantizar la transparencia de los mercados, incrementar la protección de los inversores y fortalecer el sistema financiero frente a crisis macroeconómicas o financieras.

El sector bancario se ve obligado a realizar una importante inversión tecnológica y humana para cumplir con la normativa. Las principales entidades financieras de Estados Unidos y Europa gastan 20 mil millones de dólares al año en tecnología para cumplir con la legislación y dedican entre el 10 y el 15% de su fuerza laboral a funciones de compliance, según Medici.

Reducción de costos transaccionales y trazabilidad

La adopción de la tecnología blockchain en el sector bancario se encuentra en una fase inicial. El sector investiga los usos y aplicaciones que permiten obtener un mayor retorno de la inversión. El 90% de los bancos están estudiando los potencialidades de la tecnología de la cadena de bloques, según el informe Blockchain Technology elaborado por Accenture. 

Para Don Tati, analista de IHS Mark, el sector financiero, además de ser pionero en  el desarrollo de soluciones blockchain, será el mercado de mayor valor para utilizar esta tecnología. No obstante, el estudio de Juniper Research apunta que el blockchain convivirá con el sistema actual durante varios años. Asimismo, matiza que el ahorro no se manifestará en los primeros años de implementación de esta tecnología pero pronostica una reducción de costos transaccionales en más de un 11% antes de 2030.

Blockchain permite registrar y realizar un seguimiento de los movimientos de dinero. Tal y como señala, Kathy Straser, vicepresidenta ejecutiva de River Valley Bank: “blockchain podría ayudar a mejorar nuestras capacidades sistemáticas de recopilación de datos, seguimiento y alertas”.

Identidad digital para KYC

En junio de 2017, entró en vigor en Europa un conjunto de normas para combatir el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. Entre  ellas, se encuentra la obligación de controlar la identidad de los antiguos y futuros clientes y compartir estos datos con la administración central. Es la conocida como KYC (know your customer) que, además de obligar a las entidades financieras a identificar a los clientes con documentos personales, DNI, pasaporte, o NIE; obliga a registrar sus operaciones. La información del KYC se contrasta con las bases de datos de terceros, se crea un patrón y se monitoriza su comportamiento. Este proceso involucra a muchas entidades y requiere de numerosos trámites y consumo de recursos.

Blockchain permite almacer información de clientes relacionada tanto con datos biográficos como con datos operativos en una única red, permitiendo así tener una únidad identidad criptográfica que permanece inalterable. A pesar de que la identidad digital de los clientes podría registrarse casi en su totalidad en blockchain, los sistemas tradicionales centralizados de los bancos, sumado a la falta de madurez de la tecnología de la cadena de bloques, los proyectos pilotos se centran en procesos simples como la documentos digitalizados que se almacenan a través de hash en blockchain. 

Realizar pagos internacionales en tiempo real, reducir los costos transaccionales, eliminar trámites burocráticos, garantizar la trazabilidad de las operaciones o registrar la identidad digital de las clientes son algunas de las potencialidades de uso del blockchain en el sector bancario. En definitiva, trasladar las características inherentes de esta tecnología - descentralización, confiabilidad, trazabilidad, inmutabilidad y verificacición – para garantizar la transparencia, eficiencia y seguridad.

¿Qué es el blockchain?

Es un libro digital descentralizado donde se almacena, ejecuta y registran todas las transacciones que se realizan en la red. También conocido como la tecnología de la cadena de bloques, blockchain es un tipo de registro contable distribuido (DLT) diseñado para evitar su alteración y manipulación, al funcionar de manera pública y descentralizada.

A diferencia de los bases de datos utilizadas por la mayor parte de las entidades financieras, blockchain no requiere de la intervención de ninguna autoridad central ni terceras partes. Los miembros de la propia red incorporan nuevos datos que se distribuyen en tiempo real entre los diferentes nodos garantizando, así, que la información permanece inalterable, incorruptible, segura y verificable.

Compartir
Suscríbete al blog