Esta página emplea cookies propias y de terceros para proporcionarte una gran experiencia de navegación, elaborar estadísticas de uso y proporcionar contenidos personalizados. Si continúas navegando, aceptas nuestra política de cookies

Aceptar

Chatbots en educación para situar al alumno en el centro del proceso educativo

26 Marzo 2019
Chatbots en educación

Los chatbots en educación enriquecen el proceso de aprendizaje, motivan al estudiante y liberan al personal docente de las tareas más rutinarias.

Los chatbots han llegado al sector educativo para quedarse. Así lo revela el Briefing paper: los chatbots en educación elaborado por la UOC que señala el aumento de la motivación, la implicación del estudiante y la liberación del personal docente de las tareas más rutinarias, para que pueda centrarse en tareas creativas y de alto nivel cognitivo, como las principales ventajas del uso de chatbots en la educación.

Orientar al estudiante, informar sobre procesos de matriculación, ofrecer atención 24x7 o enriquecer el proceso educativo a través de dinámicas y ejercicios son algunas de las potencialidades de uso de chatbots en educación. Para el profesor de la Facultad de Educación de la Universitat de Barcelona, Marc Fuertes, los chatbots educativos “sirven de ejercitación y práctica para aprender procedimientos y pueden funcionar como tutores de apoyo y acompañamiento”.

Dos tipos de chatbots educativos

El potencial de los chatbots en educación radica en la capacidad de comunicación mediante lenguaje natural, según el Briefing paper de la UOC que diferencia dos tipos de chatbots en el sistema educativo:

  • Sin intencionalidad educativa: encargados de los procesos de gestión y asistencia al alumnado, estos chatbots responden a las preguntas más frecuentes, tramitan tutorías, ofrecen información sobre programas de estudios, exámenes y horarios, etc. Es decir, asisten al estudiante y liberan al personal docente de las tareas más rutinarias. 
  • Con intencionalidad educativa: diseñados para favorecer el proceso de aprendizaje, pueden actuar como tutores adaptándose a las necesidades y ritmo de cada alumno y potenciar la adquisición de destrezas formulando problemas que el estudiante debe resolver y el chatbot evalúa en tiempo real.
Tipos de chatbots en educación

Para Xabier Aragay, director de Reimagina Lab, considera que el uso de chatbots en el sistema educativo sitúa al alumno en el centro para que reciba un “aprendizaje social” al permitir “monitorizar el progreso de la persona con gran precisión”.

Además de ser una herramienta informativa abierta las 24 horas del día los 365 días del año, resuelven dudas en tiempo real, gestionan calendarios de tutorías y facilitan el seguimiento del alumnado.

Ejemplos de chatbots educativos

Creado por el departamento de Economía Aplicada de la UNED, Econbot es el profesor de microeconomía de los estudiantes que se examinan en septiembre. Ofrece materiales de estudio, esquemas, explica los principales términos, propone ejercicios y exámenes tipo test, y envía notificaciones a través de Facebook Messenger  para recordar a los alumnos que deben estudiar. Econbot es un apoyo docente en el periodo vacacional del profesorado.

Un sistema más avanzado se convirtió, durante seis meses, en el asistente de 300 alumnos de la Universidad de Tecnología de Georgia. Desarrollado por IBM, Jill Watson respondía a los preguntas de los estudiantes de ciencia de la computación. Así el profesor de la asignatura, Ashok Goel, se liberó de responder a unas 10.000 preguntas por semestre. Para ello, el asistente analizó 40.000 comentarios para ofrecer las respuestas exactas. Sus respuestas eran tan precisas, está programado para responder si tiene una seguridad de respuesta del 97%, que los estudiantes se sorprendieron al conocer que se trataba de un asistente virtual.  

Treinta universidades de Estados Unidos, entre las que se encuentran la Universidad de Arizona, The Cooper Union o la Universidad de Georgia, utilizan Admithub, un chatbot que asiste al estudiante en el proceso de admisión respondiendo a preguntas sobre becas, viviendas, estacionamiento en el campus, cuestiones relacionadas con la vida universitaria, etc. Creado por Magliozzi y Kirk Daulerio, el chatbot fue utilizado por primera vez en el verano de 2016 por la Universidad de Georgia State.

La Universidad aumentó la inscripción un 3,3% e incrementó los ingresos de matriculación en 3 millones de dólares con la incorporación del chatbot.

La plataforma de idiomas Duolingo ha incorporado a su app para iOS un chatbot que permite mantener conversaciones en francés, español y alemán. Los tutores virtuales se caracterizan por su gran flexibilidad y su capacidad para responder a las distintas maneras de formular una misma petición. "Una de las razones principales por las que las personas aprenden idiomas es para tener conversaciones. Los estudiantes dominan el vocabulario y las habilidades de comprensión con Duolingo, pero encontrar qué decir en situaciones de la vida real sigue siendo desalentador. Los bots ofrecen una respuesta sofisticada y efectiva a esa necesidad", afirma Luis Von Ahn, CEO y cofundador de Duolingo.

Los robots sociales, diseñados para adaptar el tono de la conversación al perfil del usuario, pueden hablar hasta 20 idiomas. El profesor de la Universidad de Tsukuba, Fumihide Tanaka, ha diseñado un método para el aprendizaje de idiomas con Nao. El robot comete errores deliberadamente para que los niños japoneses de 3 a 6 años le corrijan. El rol profesor-alumno, por tanto, se intercambia y los niños se convierten en el profesor de inglés del robot, transformando el aprendizaje en un proceso proactivo, dinámico y motivador.

Los chatbots en educación permiten, por tanto, enriquecer, apoyar y dinamizar el proceso de aprendizaje, al tiempo que liberan al personal docente de las tareas más rutinarias y potencian la motivación del estudiante.

 

Compartir
Suscríbete al blog