Esta página emplea cookies propias y de terceros para proporcionarte una gran experiencia de navegación, elaborar estadísticas de uso y proporcionar contenidos personalizados. Si continúas navegando, aceptas nuestra política de cookies

Aceptar

¿Cómo gestionar de forma eficiente el cobro de las facturas pendientes de pago?

25 Febrero 2020
gestionar de forma eficiente el cobro

El impago de facturas provoca problemas de tesorería a autónomos, pymes y grandes empresas. Tres de cada cien facturas en España no son abonadas, según ATA.

La tasa de impago en España supera el 3,5%, según la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). Esta situación de morosidad pone en riesgo la viabilidad de sociedades y empresas y, en el caso de los autónomos, genera graves problemas financieros.

Los retrasos en el abono de las facturas repercuten negativamente en la solvencia económica de las empresas. Falta de liquidez, menor capacidad de inversión, adelanto del IVA y aumento del gasto derivado de la gestión de cobros son algunos de los problemas causados por los retrasos y/o impagos de facturas.

“Si no cobramos por un trabajo o tardamos en cobrarlo puede generarnos problemas de liquidez porque nosotros sí tenemos que cumplir con nuestros pagos a proveedores, administraciones. Por irresponsabilidades de otros, nuestra supervivencia está en peligro o es más costosa”, afirma Rebecca Turbí.

Muchas empresas recurren a préstamos y anticipos bancarios para disponer de liquidez suficiente para afrontar el pago de las facturas de acreedores, nóminas o gastos ordinarios del negocio hasta que los clientes abonen las facturas pendientes. Una solución que permite resolver los problemas de tesorería a corto plazo pero que repercute en un incremento de los tiempos y costes de gestión.  

En algunos casos, las facturas pendientes no son pagadas. Uno de cada dos autónomos afirma tener problemas para cobrar, y tres de cada cien facturas en España no son abonadas según ATA. Una cifra superior a otros países de la Unión Europeo como Francia, Alemania o Italia.

Automatizar los cobros para reducir el coste de gestionar las facturas pendientes

Además de impactar en la tesorería de las empresas, los retrasos en los abonos de las facturas incrementan los costes derivados de la gestión de los pagos. Llamadas a clientes para recordar los retrasos en los pagos o los trámites relacionados con los cobros recurrentes son algunas de las partidas económicas que se ven incrementadas por los retrasos en los cobros.

La innovación tecnológica permite incorporar soluciones de pagos que sistematizan y automatizan la gestión de los cobros y los pagos. Sin intervención humana, envían recordatorios de facturas pendientes o cobros recurrentes a través de sms, e-mail, chat o llamadas de voz. Controlan, gestionan y planifican el cobro de las facturas pendientes, al tiempo que permiten incrementar los canales de pago a través de los cuales los clientes pueden pagar sus facturas.

Cómo gestionar las facturas para reclamar el retraso en el cobro

La sistematización de los cobros, además, permite cumplir con la normativa de la Agencia Tributaria para reclamar la demora de facturas. De forma programada, la solución envía la factura antes del día 16 del mes siguiente a aquél en que se haya producido el devengo del Impuesto correspondiente a la citada operación. Si la factura es para un cliente particular, la factura se expedirá y enviará en el momento en el que se realiza la operación.

Asimismo, asigna la numeración correlativa correspondiente, el nombre y apellidos, la razón social y el número de identificación fiscal. Así, la empresa cumplirá con la legislación de la Agencia Tributaria para reclamar la demora en el cobro o impago de la factura ahorrando tiempo, sin incrementar los costos asociados a la gestión.

Estas soluciones de pagos y cobros automatizados deben de ir acompañadas de una estrategia que permite planificar la relación de facturas de la empresa.

Compartir
Suscríbete al blog