Esta página emplea cookies propias y de terceros para proporcionarte una gran experiencia de navegación, elaborar estadísticas de uso y proporcionar contenidos personalizados. Si continúas navegando, aceptas nuestra política de cookies

Aceptar

Retos y tendencias de la industria de las telecomunicaciones

29 Noviembre 2018
Tendencias tecnológicas telecomunicaciones

La industria mobile ingresó 1 trillón de dólares en 2017 y crecerá en torno al 1% anual hasta 2025.

¿Qué porcentaje de la población tendrá acceso a internet en 2025? ¿Cómo evolucionará el 5G? ¿Qué oportunidades de negocio presenta el IoT? ¿Crecerán los ingresos mobile en los próximos años? El informe Global Mobile Trends elaborado por GSMA Intelligence da respuesta a estas y otras preguntas y prevé cómo evolucionará el sector de las telecomunicaciones hasta 2025, así como los retos, oportunidades y  tendencias que marcarán el ecosistema digital.

El mercado mobile se caracteriza por una desaceleración del crecimiento de suscriptores, la regulación del sector y el aumento de la competencia. Si en los últimos años el crecimiento anual se situaba en torno al 2% hasta alcanzar unos ingresos totales en 2017 de 1,05 billones de dólares, el GSMA estima una leve desaceleración en 2025 del 1%. Hasta esa fecha, el crecimiento moderado estará protagonizado por los lanzamientos del 5G y los servicios IoT.

44% de la población tiene acceso a internet

Aproximadamente, 4 mil millones de personas no cuentan con conexión a la red. Aunque la falta de infraestructura es el principal obstáculo para el acceso a la red, en África subsahariana y la India, los lugares con mayor población sin conexión a internet,  el 80% de los desconectados vive en una zona con señal 3G o 4G. El analfabetismo, los bajos ingresos – 500 MB cuestan casi el 10% del PIB mensual de los países más desconectados - y la falta de soluciones – solo el 0,2% de las apps se desarrollan en estas zonas -  son las barreras más destacadas.

En Europa y Estados Unidos, 300 millones de personas no tienen acceso a la red.

Con unos datos de acceso a internet de 3.300 millones de personas a finales de 2017, el 44% de la población mundial, el estudio prevé 1.600 millones de nuevos usuarios en 2025 gracias a China, India, Indonesia, Nigeria y Pakistán, 5 países que concentrarán el 50% del crecimiento. No obstante, este incrementó supondrá un reto para las empresas de telecomunicaciones por el idioma, las dimensiones de la población y la juventud de los mismos.

El mobile está alcanzando el techo natural con tasas de penetración del 70-80% de la población, es decir, 5,1 billones de personas utilizan dispositivos móviles. El GSMA estima un incremento continuado pero, siguiendo la tendencia de los últimos años el ritmo se desacelerará – en 2012 se alcanzó la cifra de 300 millones de nuevos usuarios, en cambio en 2017 la cifra aumento en 180 millones.

China, el rey del 5G

A pesar de la auténtica revolución que causará el 5G, el ciclo de vida del 4G continuará al menos una década más. La cuarta generación de telefonía móvil superó al 3G en el segundo semestre de 2017 hasta alcanzar al 97% de la población a finales del año pasado y presenta oportunidades en algunos mercados como Austria, Grecia y Hungría.

El informe señala que el LTE – el estándar de comunicaciones inalámbricas para la transmisión de datos de alta velocidad en móviles y terminales -  dominará el sector de las telecomunicaciones al menos en la próximo década. Estiman que en 2025, supondrá el 57% de las conexiones totales, mientras que el 5G logrará el 15% y complementará al LTE.

El 5G supone una oportunidad de negocio para los operadores pero la prudencia domina las inversiones. Las empresas quieren esperar a conocer el retorno de la inversión antes de dedicar mayores esfuerzos económicos a esta tecnología. Aún está por definir las reglas del juego del sector como dónde se alojarán los servicios: en la red del operador o en la nube de terceros. La primera opción parece descartada para soluciones con requisitos de latencia o computación. Además deben definir si los servicios se comercialización a un coste más bajo como conectividad o como parte de una paquete de servicios y por un valor más elevado.

A nivel mundial, GSMA prevé 1.340 millones de conexiones 5G en 2025, es decir, un 15% de la población mundial tendrá acceso a la quinta generación de telefonía móvil.

Como ya sucedió con el 4G, Estados Unidos se situará a la vanguardia de la comercialización del 5G gracias, en gran medida, a la convergencia de empresas de telecomunicaciones y medios de comunicación. La tecnología inalámbrica y los servicios orientados al sector empresarial serán las principales fuentes de los ingresos. No obstante, China se ha convertido en el epicentro de los proyectos pilotos y las pruebas de la tecnología de quinta generación lo que le llevará a posicionarse como el país con mayor penetración del 5G. Asimismo, el país asiático se situará en los primeros puestos del ranking de comercialización 5G.

El ciclo de vida del 4G en el país está llegando al final y se acerca a la saturación. Los ingresos se desaceleraron en el último cuatrimestre de 2017. El gobierno chino apuesta por la fabricación digital Made in China y ha puesto en marcha el plan estratégico nacional inteligencia digital 2.0 financiado con una importe partida económica. La maquinaria conectada, la robótica y la realidad aumentada protagonizan la modernización industrial de un país que es líder en la fabricación de automóviles, barcos, móviles y televisores.

En Europa, la Comisión Europea a través del Plan de Acción 5G promueve la coordinación de los estados miembros para mejorar la competitividad y el desarrollo de esta tecnología. El informe estima que en 2025, Europa tendrá una penetración del 29% y 203 millones de conexiones 5G. Los problemas de disponibilidad y la fragmentación del espectro son los principales obstáculos para su desarrollo.

La conectividad industrial, la protagonista del IoT

Si en un primer momento el IoT estaba destinado a conectar dispositivos, en nuevo cambio de orientación le lleva a abordar problemas y resolver necesidades concretas.  Según el estudio, en 2025 habrá 25 billones de objetivos conectados. A pesar del crecimiento del consumo doméstico, será el industrial el sector que mayor crecimiento experimente. Las conexiones industriales de IoT alcanzarán los 10 billones en 2025 y atraerán a nuevos operadores de telecomunicaciones y empresas de servicios en la nube.

Respecto a los ingresos, estima que solo el 5% procederá de la conectividad, 51 billones de dólares, mientras que el 66% provendrá de las aplicaciones, plataformas y servicios, es decir, 754 billones de dólares.

Acuerdos entre operadores y plataformas de contenidos

Pioneros en adaptarse a las nuevas formas de consumo, las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea se han consolidado como las soluciones más consumidas en dispositivos móviles. Los principales agentes del sector, Facebook, Google, Netflix y WeChat, redefinieron su estrategia comercial hacia el mobile hace 4 años.

El GSMA destaca la importancia de la asociación entre plataformas de contenidos y operadores debido al alto coste de la creación. Netflix gastó 6,3 billones de dólares en programación original y Fox 8 billones de dólares

América Latina, dos velocidades

El mercado de los teléfonos móviles está consolidado en América Latina y la adopción del 4G se ha convertido en una prioridad. La tasa media de adopción del 4G en la región se sitúa en el 37% y se prevé que en 2025 alcance más del 60%. No obstante, países como Venezuela, Paraguay y Panamá están por debajo del 20% de conexiones. 

Respecto a la conexión de internet, también varía en función de la región. Mientras Argentina, Chile y Uruguay tienen una tasa de penetración del 60%, Guatemala y Haití están por debajo del 35%. La principal barrera ha dejado de ser la cobertura sino para ser la falta de las tarifas asequibles y la escasez de contenidos relevantes.

En definitiva, el GSMA vaticina que en 2025 la conexión a internet será principalmente mobile, el 5G estará impulsado por 5 países, las conexiones industriales protagonizarán el IoT y los ingresos del sector continuarán creciendo aunque a un ritmo más moderado.

Compartir
Suscríbete al blog